Adiós a un grande del atletismo cubano

0

En días pasado (7 de mayo) nos llegó la triste noticia del fallecimiento de Juan Ramón Conde Guerra, quien padecía de una penosa enfermedad. Juan Ramón era oriundo de Santa Clara, donde nació el, 30 de abril de 1965, junto a su hermano gemelo Juan Antonio, dos años más tarde lo hacía Lucia, también con destacada actuación atlética.

Juan Ramón comenzó a ejecutar su brillante trayectoria, a los 18 años, de la mano de Abelardo Montiel, precisamente en la prueba que lo llevaría al estrellato, los 3000 metros con obstáculos, cuando el 5 de agosto de 1983, marcó en La Habana, 9:16.0. Destacó en todas las especialidades del medio fondo y fondo, como lo argumenta las marcas que acredita su hoja personal, 3:45.02 (1500 metros); 13:59.99 (5000 metros); 29:40.61 (10000 metros); 1:06.59 (media maratón); 2:31:55 (maratón) y 8:27.55 (3000 con obstáculos).

Quizás, el “Gemelo” Conde haya sido el mejor continuador de los destellos que en los 70s realizará el matancero José Cobo, quien, en 1977, durante el Memorial Rosiky (Praga), estampó, 8:32.9, una marca que el propio Conde derribó nueve años más tarde, con 8:32.49. Su primera gran actuación internacional, aconteció en Nassau, cuando se tituló (8:36.8) en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, en 1985. Al año siguiente, gana los Centrocaribes de Santiago de los Caballeros (8:42.38) y es segundo (8:34.08) en el Iberoamericano, que tuvo por sede la capital cubana. Estos resultados predecían que el “Conde” estaba listo para empeños mayores.

En 1987, acontece su consagración, ésta acaecida en un evento de nivel mundial, la Universiada de Zagreb, donde escoltó al soviético Valeriy Vandyak (8:33.23), mientras Juan Ramón (8:33.86), aventajaba a varios corredores, entre ellos, al japonés Shigeyuki Aikyo (8:34.23), a su paisano Juan Jesús Linares, al alemán oriental Franz Engelbrecht, al estadounidense Daniel Bell, al búlgaro Svetlin Strashilov, al yugoslavo Slobodan Cmorzak, al español Juan Bautista Gramaje, al polaco Dariusz Kaczmarski, el turco Ersin Ata y el finés Ilkka Väänänen. La presea de plata de Juan Ramón Conde en Zagreb, constituye hasta el presente, la única medalla a nivel mundial ganada por un atleta cubano en esa prueba.

Entre 1986 y 1991, el Conde tuvo la oportunidad de lidiar en algunas competencias del circuito europeo, así, 17 de mayo de 1986, gana los 1500 metros en el meeting de Granada; el 11 de junio de 1987, triunfa en Verona, en su especialidad (8:29.54), representó su segundo récord cubano; el 9 de junio de 1988, se ubica sexto en el Gran Prix Pravda Televizia Slovnaft, en Bratislava; el 20 de junio de 1989, es tercero (8:30.92) en el Memorial Malinowski, con sede en Grudziadz (Polonia), prueba ganada por su hermano Juan Antonio (8:30.86), aquí aventajó al soviético Vandyak (quinto), cerrando, el 13 de agosto de 1990, con el cuarto puesto (8:32.40) en Grosseto, aquí venció el italiano Francesco Panetta (8:15.06).

En su hoja de servicios le aparecen, bronce en los Juegos Panamericanos de La Habana 1991; el mismo metal en los Centrocaribes de Ponce 1993, oro y plata en el Campeonato Centrocaribe de San Juan 1989 y Cali 1993; así como el séptimo puesto en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 (un mes después de Zagreb)

Su último récord nacional, 8:27.55, lo implantó el 5 de julio de 1991 y se mantuvo vigente por 18 años, cuando otro villaclareño, José Alberto Sánchez, lo mejoró, con 8:26.16 minutos.

Con la marcha de Juan Ramón Conde Guerra, se va un grande del atletismo cubano y un ícono de los 3000 metros con obstáculos.

Eddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano)

Share.

Comments are closed.

X