Atletas Olímpicos: Lemming, haciéndose el sueco

0

La presente entrega de los Atletas Olímpicos (37), se incluyen, el británico Golding, quien un tropezón lo alejó del título; el estadounidense Baxter, pentamedallista en una edición; el irlandés Leahy, el mejor de siete hermanos; el sueco Lemming, con largo historial olímpico; los estadounidenses Jones y Hillman, reyes olímpicos, en San Luis y en Londres; otro gringo, Bacon, inaugurando las cuotas mundiales; el francés Andre, cuatro veces olímpicos y el peruano Mendoza, el mejor de comitiva en Berlín.

Goulding, sin título por un tropezón

El británico Grantley Goulding nacido en Gloucestershire, quizás pudo haber sido el primer campeón olímpico en 110 con vallas. Resulta que a la final de esta prueba en Atenas 1896, solo asistieron dos atletas, Thomas Curtis y Goulding, pues los otros dos clasificados, el estadounidense William Hoyr y el húngaro Alajos Szokolyi no se presentaron; Goulding tuvo un tropezón luego de la arrancada, que le restó posibilidades ante el estadounidense Curtis, ganador con 17.6, mientras el británico hacía 17.7 segundos.

Baxter, la eficiencia como máxima olímpica

El estadounidense Irving Baxter mostró una alta eficiencia en las competencias del atletismo olímpico. Baxter, que había nacido en Utica, en 1876, solo tuvo una aventura olímpica, París 1900, donde conquistó cinco medallas, entre ellas, dos títulos (altura y pértiga) y tres de plata (altura, longitud y triple, todas sin impulso). Baxter desde finales del siglo XIX, era uno de los principales atletas en salto de altura, en 1897 era segundo (1.88), en 1898 y 1899 fue tercero (1.89), siendo primero en 1900 (1.91).

Leahy, el mejor de los siete hermanos

El irlandés Patrick Leahy era miembro de una familia, de siete hermanos, netamente deportiva, donde destacaron a nivel olímpico Patrick y Cornelius, ambos nacieron en Cregane (Charleville) en el Condado de Limerick, perteneciente a Irlanda. Patrick estuvo en París 1900, donde fue segundo en altura, tercero en longitud y cuarto en triple, mientras que Cernelius lo imitó con la misma ubicación y prueba, pero en Londres 1908. Patrick llegó a saltar en altura 1.96 (1898), en longitud, 7.29 (1902) y en triple, 15.15 (1901), mientras Cornelius lograba, 1.95 (1908), 7.21 (1902) y 15.11 (1902). Los otros Leahy con destaque, eran Joseph (1.83, 7.05 y 14.02) y Timothy (1.95, 14.38)

Lemming, haciéndose el sueco

El sueco Eric Lemming es considerado uno de los grandes jabalinistas de todos los tiempos, a pesar de haber logrado sus resultados a inicios del siglo XX. Lemming asistió a tres Juego Olímpicos, París 1900, Londres 1908 y Estocolmo 1912. En la cita francesa, al no estar convocada a jabalina, Lemming compitió en salto de altura (quinto), salto con pértiga (cuarto), disco (octavo) y   lanzamiento del martillo (cuarto), mientras que en la capital inglesa  conquistó su primer tituló en el lanzamiento de la jabalina, también ganó un evento denominado jabalina libre, siendo además octavo en martillo. Lemming terminó su obra olímpica compitiendo en casa, logrando el título (60.64) en Estocolmo 1912, su segundo, mientras que era cuarto en lanzamiento de jabalina con dos manos. Lemming implantó récord mundial, con 62.32, envío logrado con posterioridad a la cita olímpica, el 29 de septiembre. Lemming tuvo una extensa trayectoria atlética, iniciada a inicio de los años 90s (siglo XIX), donde también incursionó en el lanzamiento del disco (44.98), martillo (49.20) y finalizada hacía 1918.

Jones, campeón universitario y olímpico

El estadounidense Samuel Jones era estudiante de New York University cuando asistió a los Juegos Olímpicos de San Luis 1904. Jones ganó el salto de altura, en los eventos universitarios, entre 1900 y 1904. En la cita olímpica se impuso con 1.80, distante de los 1.88 que había logrado previamente, también intervino en salto triple (sexto) y fue miembro del equipo estadounidense del juego de la soga (tira y afloja). Graduado de la universidad neoyorkina (ingeniero), se desempeñó como profesor.

Hillman, dueño de los 400 en San Luis 1904

El estadounidense Harry Hillman tuvo dos participaciones olímpicas, San Luis 1904 y Londres 1908. En la cita estadounidense dominó las dos pruebas de 400 metros, planos y con vallas, también se impuso en los 200 con vallas, pero en la edición inglesa, solo fue segundo en 400 con vallas, prueba en la que estableció récord olímpico en semifinales, pero su paisano Charles Bacon lo rompió en la final y le ganó el título olímpico. Hillman participó en la Primera Guerra Mundial, con el grado de teniente en la Fuerza Aérea Estadounidense, también se desempeñó como entrenador en Darmouth Collage, quiando al canadiense Earl Thompson a la medalla de oro en Amberes 1920 (110 con vallas). Asistió, en calidad de director técnico, del equipo de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de París 1924, Ámsterdam 1928 y Los Ángeles 1932.

Bacón, inauguró los récords mundiales

El estadounidense Charles Bacon, 400 con vallas solo asistió a unos Juegos Olímpicos, Londres 1908, pero estos le bastaron para pasar a la historia, como el primer recordista mundial de la prueba, con 55.0 segundos, antes, el 6 de junio, en Filadelfia, había realizado 55.8, marca no reconocida oficialmente.

Yvan Andre, presente en cuatro citas olímpicas

El francés Georges Yvan Andre nacido en París, fue todo un trotamundo olímpico, con cuatro citas. Debuto en Londres 1908, con medalla de plata (altura), sin penas, ni glorias pasó por Estocolmo 1912, mientras que en Amberes 1920, logró plata en 4×400 y lo más importante en París 1924, es que fue el encargado de leer el juramento de los atletas participantes en la ceremonia inaugural, siendo cuarto en 400 con vallas (56.2).

Conceicao, saltador y velocista olímpico

José Telles da Conceicao fue un polifacético atleta brasileño con dos asistencias olímpicas. Conceicao antes del bautizo olímpico en Helsinki 1952 había logrado el cuarto puesto en salto de altura en los Juegos Panamericanos de Buenos Aires 1951, pero en la capital finesa, compitiendo al máximo nivel, conquistó medalla de bronce. Para llegar a la siguiente cita olímpica, Melbourne 1956, Conceicao, también había innovado en el evento continental celebrado en México 1955, al hacerlo en los 200 metros (4), aunque también lo hizo en salto de altura (3) y 4×400 (5); mientras que en el evento australiano, fue sexto. Conceicao tuvo asistencia a una cita panamericana más, Chicago 1959 (cuarto).

Lorger, diploma olímpico en Helsinki

El esloveno Stanko Lorger representó a la extinta Yugoslavia en tres Juegos Olímpicos, siendo su máximo logró, un diploma olímpico. Lorger corría 110 con vallas, en Helsinki 1952 quedó eliminado en semifinales, mientras que en Melbourne 1956, se ubicó quinto, por último, en Roma 1960, volvió a quedar como semifinalista. Lorger fue campeón mundial universitario en París 1957 y Turín 1959 y medallista de plata en los europeos de Estocolmo 1958.

Mendoza; el mejor peruano en Berlín

El atletismo peruano debutó olímpicamente en Berlín 1936, en esa cita, lo hicieron nueve atletas, siendo el maratonista Gabriel Mendoza, quien logró la mejor ubicación. Mendoza fue uno de los 56 corredores que tomaron parte en la prueba de maratón, por las calles de Berlín, el domingo 9 de agosto; con 30 años (22 de junio de 1906), el corredor andino llegó a la meta en el puesto 26, con 2 horas, 57 minutos y 17 segundos, sus colegas Guillermo Suárez (3:08:18) y José Farías (3:23:24), se ubicaron en los puestos, 35° y 42°, respectivamente.

Eddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano)

Share.

Comments are closed.

X