Atletismo Cubano; a la usanza de un viejo refrán

0

El refrán Divide y vencerás pudiera venir del griego (διαίρει καὶ βασίλευε), que significa la ruptura de las grandes concentraciones de poder, en fracciones, con menos energía en su aislada individualidad. También se refiere a una estrategia que rompe las estructuras de poder existente y evita la vinculación de los grupos de poder más pequeños. Hasta el mismísimo Napoleón o el mítico Julio César emplearon las variantes latinas que se derivaron (dividé et impera, divide et vence, divide ut imperes).

Algo parecido ha venido ocurriendo en la cúpula dirigente del atletismo criollo, a lo interno, en las últimas temporadas. Donde, primeramente, ha acontecido un “desangramiento”, en todas las direcciones, donde una “manada” de atletas han dejado las filas del Equipo Nacional, en busca de mejores aires para respirar, otro tanto ha ocurrido con entrenadores, personal médico y técnico-metodológico.

Para colmo de males, la actual directiva ha roto todos los cánones (reglas), llegando, incluso a tratar de “reemplazar” a los funcionarios de la Federación Cubana de Atletismo (FCA), un ente no gubernamental, al amparo del Comité Olímpico Cubano (COC), además, única entidad encargada de representar a los atletas cubanos internacionalmente y ante la World Athletics (WA).

Entrando en detalles, la actual temporada atlética tiene marcado su punto más alto en el Campeonato Mundial de Oregón (Estados Unidos) a celebrarse, entre el 15 y el 24 de julio, cita para la cual, “algunos” atletas cubanos tienen asegurado su boleto, pero otros dependen de lograr las mínimas, antes del 27 de junio, fecha límite o, de su ubicación en el ranking (WA), esta última opción, teniendo en cuenta las puntuaciones por los resultados en competencias, donde se valora, además, el nivel del evento. Esto quiere decir, que no tendrá la misma puntuación un resultado realizado en el Estadio Panamericano, que uno logrado en un meeting europeo, de allí la importancia de tener visualizada o programada una buena ruta crítica.

Pero crítico ha sido el procedimiento que concibieron en esta parte inicial de la “gira”, donde están acantonados en Castellón (España), una veintena de atletas, muchos de los cuales, no tienen ni la más remota opción de optar por un boleto mundialista a Oregón, mientras otros, con un pie en la escalerilla del avión, están “veraneando” en La Habana.  Por España andan “girando” ocupantes de los puestos 33, 59, 61 y 151 del actual listado anual, en sus respectivas pruebas, por solo mencionar cuatro. En la capital cubana está varada Yarisley Silva (pértiga), quien, excluyendo sus méritos e historial (palmares), tiene 4.65 (Val-de-Reuil, Francia, 4 de febrero), WA pide 4.70, Yarisley debe entrar entre las 32 clasificadas; está Luis Enrique Zayas (altura), con 2.30 (Hustopeče, 5 de febrero), se solicita 2.33, a quien se le ha negado la posibilidad de insertarse en Europa y competir al máximo nivel.

Por otra parte, está el caso de Juan Miguel Echavarría (longitud), clasificado a Oregón, quien, hasta donde se conoce, estuvo en proceso de restablecimiento de la lesión sufrida durante la final de Tokio (lesión de grado II en el bíceps femoral de la pierna derecha), periodo, que según el diario Granma (10 de diciembre de 2021), termino satisfactoriamente. Ese órgano de prensa emitió un titular “Juan Miguel Echevarría volverá a saltar en 2022” y cito el párrafo final “Para él no habrá en 2022 temporada invernal. Durante los primeros meses del año se buscará sentar las bases para un posterior aumento de las cargas físicas, lo que le permitiría llegar en plena forma al Campeonato Mundial de Atletismo de Eugene-2022”

Solo unos 40 días separan de la cita mundialista en el Hayward Field, pero el saltador camagüeyano no ha hecho acto de presencia en ningún escenario competitivo, ni en las “confrontaciones” del Estadio Panamericano y lo último que vincula su nombre con la prensa cubana, aparece fechado, en enero del presente año, en los sitios Cubasi y Cubahora, que anunciaban el posible contrato de cuatro atletas cubanos con el club español CA Playas de Castellón e incluía al titular mundial indoor de Birmingham 2018. Más acá en el tiempo, el pasado 19 de mayo, el diario Juventud Rebelde, hace referencia a la prolongada ausencia de Echevarría de las competencias, menciona la Copa Cuba (a mediado de marzo) y el Ibero de Alicante (18 al 22 de mayo). Ante esta extendida ausencia y el silencio oficial, surgen las interrogantes y las especulaciones, pero solo realizaré una pregunta ¿Cuál es la situación actual de Juan Miguel Echevarría?

Volviendo a la “ruta crítica”, está lejos de ser un lógico itinerario competitivo para que los atletas logren irse “aclimatando” en el camino hacia los resultados esperados, es más parecida a un barco varado en el puerto sin brújula y sin rumbo. Como expresé anteriormente, la comitiva criolla está acantonada en Castellón, a la espera de lo que pueda aparecer en suelo español, que hasta el momento ha sido de bajo perfil, Ejemplo (Palafrugell-Costa Brava, 29/05), solo algunos atletas (establecidos y otros noveles, con marcas de nivel), pudieran “cruzar” las fronteras españolas en busca de mejores escenarios competitivos, Maykel Massó, (Golden Spike de Ostrava, 31/05); Yaime Pérez, Roxana Gómez, Greisys Roble, Keilly Pérez, Meeting de Montreuil, 02/06)

Es que en el “atletismo profesional” el negocio está muy bien concebido, entre todos los actores que intervienen (patrocinadores, organizadores, representantes de atletas, otros), donde cada cual realiza una función vital dentro de este “negocio”. Precisamente, de esto último se trata, hay que saber negociar y es aquí donde juegan su papel el representante de atletas (manager), pero desde hace más de un año, al “congelarse” los vínculos entre FCA y CNA, el representante de los atletas cubanos, acreditado ante World Athletics, ha dejado de realizar sus funciones; sobran las palabras y faltan las competencias.

PD: Todo parece indicar que la fenomenal pertiguista Yarisley Silva correrá la misma suerte que el decatlonista Leonel Suárez, imposibilitado de aspirar a concluir su carrera atlética en Tokio 2020; Silva está con opciones de vencer los 4.70 que la llevarían directo a Oregón o pudiera entrar entre las clasificadas por ranking (puntos), pero la pinareña parece estar dispuesta a guardar sus pértigas en el estuche antes del 15 de julio.

Eddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano)

Share.

Comments are closed.

X