Campeonato Mundial de Atletismo Junior; las futuras estrellas olímpicas (IV)

0

Eddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano)Hoy continuando con las valoraciones sobre los grandes atletas que brotaron de los Campeonatos Mundiales de Atletismo para menores de 20 años, lo haremos desde la cita de Kingston, Jamaica, en 2002, en adelante.

Aquí en la capital jamaicana, fue la cita donde realizó su aparición la principal estrella del atletismo en lo que va del siglo XXI, el bólido Usain Bolt, quien se impuso en los 200 metros, logrando medallas de plata, en la posta 4×100 y 4×400; era el inició de la laureada carrera atlética, de uno de los mejores atletas de todos los tiempos. Su desempeño, imposible de resumir en este breve recuento, está marcado por la conquista de nueve coronas olímpicas, al ganar en tres ediciones consecutivas, los 100, 200 metros y 4×100. En mundiales acumuló 11 títulos. Implantó ocho récords mundiales, tres en 100, dos en 200 metros y tres en la posta 4×100.

Otras estrellas nacientes en Kingston fueron, los estadounidenses Darold Williamson, Allyson Felix, Sanya Richards y Monique Henderson; las etíopes Meseret Defar y Tirunesh Dibaba; la neozelandesa Valerie Adams; el portugués Nelson Évora, el panameño Irving Saladino; el alemán Robert Harting elim; el eslovaco Matej Tóth y la colombiana Caterine Ibargüen.

El corredor Darold Williamson logró dos títulos, uno en 400 metros y el otro en la posta 4×400 y en los siguientes Juegos Olímpicos, conquistó la corona olímpica en el relevo 4×400; en cambio, su paisana Allyson Felix, quinta en 200 metros, tuvo que esperar a Beijing 2008 para coronarse monarca olímpica en 4×400, título que ha reeditado en cuatro oportunidades, Londres (200 metros, 4×100 y 4×400) y Río de Janeiro (4×400). Sanya Richards, plata en 400 y bronce en 200 metros, también se coronó por primera ocasión en Atenas 2004, al integrar la posta 4×400, luego repitió ese triunfo en Beijing y Londres, este último por partida doble, al ganar también los 400 metros; por su parte Monique Henderson, ganadora en Kingston de los 400 metros y relevo 4×400, también conquistó la corona de laureles en Atenas y reeditada en Beijing (4×400).

La etíope Meseret Defar, ganadora de los 3 mil y 5 mil metros en Jamaica, si hizo con el título olímpico, también en la cita griega (5000 metros), repitiéndolo en Londres, mientras que su paisana Tirunesh Dibaba, plata en 5 mil metros, lo logró por partida doble (5000 y 10000 metros), en la siguiente edición olímpica, Beijing, repitiendo en Londres, en 10 mil metros.

La balista neozelandesa Valerie Adams, en aquel momento Vili, fue la triunfadora, coronándose por primera ocasión en Londres y por segunda en Londres. Los atletas que siguen a continuación, nunca saborearon el triunfo en las citas para menores de 20 años; el portugués Nelson Évora había ocupado el sexto puesto en la final de salto triple, pero seis años más tarde, era el campeón olímpico; igual o mejor suerte corrió el panameño Irving Saladino, eliminado en la ronda clasificatoria del evento jamaicano (7.30) y titular olímpico en Beijing 2008; el discóbolo alemán Robert Harting (eliminado, 56.23) y campeón en Londres 2012; la triplista colombiana Caterine Ibargüen, eliminada y campeona en Río de Janeiro y el marchista eslovaco Matej Tóth (16°) y monarca olímpico en la cita carioca.

En la edición de Grosseto, Italia, en 2004, produjo para el estrellato olímpico a atletas como los estadounidenses LaShawn Merritt, Kerron Clement, Aries Merritt, Natasha Hasting y Michelle Carter; el kenyano Brimin Kipruto, el cubano Dayron Robles; el ruso Ivan Ukhov; la australiana Sally Pearson y la británica Jessica Ennis-London.

El estadounidense LaShawn Merritt, sacó tres títulos de la justa italiana, al ganar los 400 metros e integrar las dos postas ganadoras, los mismo que ha logrado en Juegos Olímpicos, sus primeros triunfos los logró en Beijing (400 metros y 4×400) y el restante en Río de Janeiro (4×400).

Estos atletas estadounidenses se titularon en Grosseto, pero han tenido que esperar 12 años para lograr la corona olímpica, Kerron Clement, quien ganó los 400 con vallas y fue miembro de la posta 4×400 entre los juniors y ahora repite en 400 con vallas; Natasha Hasting, fue otra con par de medallas de oro (400 metros y 4×400) y también se ha coronado reina olímpica en 4×400 y Michelle Carter, titular en la impulsión de la bala.

Dos casos relacionados son el estadounidense Aries Merritt y el cubano Dayron Robles, ambos en 110 con vallas, en Grosseto hicieron el uno-dos; Robles fue el rey en Beijing, Merritt no estuvo presente, pero luego se impuso en Londres, en presencia de Robles. Ambos impusieron récord mundial en el año olímpico en que triunfaron, con la particularidad, de que Merritt destronó a Dyaron como patrón del mundo en esa prueba.

El kenyano Brimin Kipruto, conquistó medalla de bronce en 1500 metros en la cita italiana y unos días más tarde, fue segundo en los Juegos Olímpicos de Atenas, en 3000 con obstáculos, logrando el título olímpico cuatro años después en Beijing.

La vallista australiana Sally Pearson, en aquel momento McLellan, había conquistado medalla de bronce en 100 metros y el cuarto puesto, en la que sería su principal prueba, posteriormente, los 100 con vallas, especialidad donde la corona olímpica le sonrió en Londres 2012, luego del segundo puesto en Beijing. La británica Jessica Ennis, había logrado el octavo lugar en Grosseto, en la prueba de heptathlon y se tituló compitiendo en su patio.

De las estrellas salidas en tierras italianas, quizás, sea el saltador de altura ruso Ivan Ukhov, el más relegado en su ubicación entre los junior, al resultar  eliminado, con salto de 2.10, pero ocho años más tarde, con 28 centímetros de incremento, fue el rey olímpico en Londres.

Entre los atletas que posteriormente se coronaron campeones mundiales absoluto, se citan al kenyano Alfred Kirwa Yego (Osaka 2007-800 metros); la checa Zuzana Hejnová (Moscú 2013, Beijing 2015-400 con vallas) y la alemana Christina Schwanitz (Beijing 2015-bala).

En el siguiente trabajo seguiremos mostrando los inicios de varias de las principales luminarias del firmamento atlético, que dieron sus primero pasos en las citas mundiales para menores de 20 años.

Share.

Comments are closed.

X