Campeonato Mundial de Doha: Atletismo cubano, una mirada inicial

0

Eddy Luis Nápoles Cardoso – Estadista cubano (Especial para atletismoperuano.com).- El venidero Campeonato Mundial de Atletismo, tendrá por sede a Doha, capital de Qatar, entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre. Esta será la decimoséptima versión, desde que estos eventos vieron la luz, en Helsinki, Finlandia en 1983.

Cuba con asistencia a todas las ediciones, acumula 21 títulos, secundado por 23 preseas de plata y 12 de bronce. La mejor actuación en cuanto a títulos ganados, data de Atenas 1997, cuando se lograron cuatro, además de una medalla de plata y otra de bronce. El atletismo cubano ha obtenido medallas de oro, en diez, de las 17 citas celebradas, mientras que continua siendo, seis, el máximo de preseas logrado en una edición (Atenas 1997, Edmonton 2001, Helsinki 2005 y Berlín 2009).

Ahora, entrando en lo relacionado a la participación criolla en la próxima cita mundial, quiero antes expresar que la IAAF, ha tenido sus “vaivenes” en la implementación del sistema de clasificación, concibiendo inicialmente un “complicado” método, que incluía, puntuaciones según las marcas logradas, además del ranking, para luego retractarse, regresando nuevamente al tradicional y lógico, sistema de Marcas de Clasificación (Entry Standars), las que se hicieron efectivas a finales de noviembre del pasado año y en la mayoría de las pruebas, con posible participación de atletas cubanos, el período de realización comprendido, es a partir del 7 de septiembre (2018), etapa donde, casi la totalidad de los atletas criollos habían concluido la temporada atlética; cerrando el 6 de septiembre de 2019.

Estas incongruencias del ente rector del atletismo mundial, ha traído como consecuencia, que en el caso de Cuba, solo seis atletas en la actualidad, tengan realizada las marcas clasificatorias, son ellos, los triplistas Cristian Nápoles (17.07), Jordán Díaz (17.14), Andy Díaz (16.97) y Liadagmis Povea (14.64), la discóbola Yaimé Pérez (65.30) y la heptalonista Yorgelis Rodríguez (6742). Cristian y Yaimé las consiguieron con sus actuaciones en la Copa Continental de Atletismo, celebrada los días 8 y 9 de septiembre en Ostrava; Jordan la logró, el 14 de octubre en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires; mientras que Yorgelis, favorecida al abarcar un período más largo de consecución para los eventos combinados y otros, que comprende desde, el 7 de marzo (2018), la había realizado, el 27 de mayo, en Götzis, en tanto, en la presente temporada, la han conseguido, Andy Díaz y Liadagmis Povea.

Desde el punto de vista de asistencia al mundial, esto no representa el caos, ni mucho menos, pues aun la etapa competitiva del presente año está en sus inicios y la fecha de cierre para lograr las marcas, es el 6 de septiembre, hay tiempo suficiente para vencer estas cuotas, más en este lapso están enmarcados los Juegos Panamericanos de Lima (26 de julio, al 11 de agosto), la principal cita para el deporte cubano en el año y en la cual deben materializarse varios de los mejores rendimientos.

En sentido general, unos 25 atletas cubanos pudieran hacer acto de presencia en Doha, pues a los antes mencionados, se deben sumar, el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría (8.68/8.12-8.17), la pertiguista Yarisley Silva (4.80-4.56), los discóbolos Jorge Fernández (63.86-65.00) y Denia Caballero (66.09-61.20), los corredores Reynier Mena (20.26-20.40), Yoandys Lescay (45.38-45.30), Rose Mary Almanza (2:00.15-2:00.60), Roxana Gómez (51.95-51.80), los vallistas Roger Iribarne (13.48-13.48), Leandro Zamora (49.10-49.30) y Zurian Hechavarría (55.13-56.00), los triplistas Lázaro Martínez (17.28-16.95), Henry Rosique (17.02/16.44-16.95), así como la balista Yaniuvis López (18.58-18.00); todos los cuales, salvo Yoandys y Roxana, lograron en la pasada temporada, rendimientos superiores a las cuotas exigidas ahora por la IAAF, pero estos tres atletas habían superado esas marcas en la temporada 2017.

No se pueden descartar a otros atletas con opciones de cumplimentar las marcas, como, el decatlonista Leonel Suárez (8026-8200), los saltadores de longitud Maykel Massó (7.92-8.17), Maikel Vidal (8.12-8.17) y Lester Lescay (8.07-8.17); la corredora Yunisleidy García (100 metros/11.31-11.24) y la triplista Davisleidy Velazco (13.92-14.20). En las pruebas colectivas, dos relevos deben asegurar sus cupos clasificatorios, entre las 16 postas asistentes, pudiendo hacerlo directamente, en el mundial de la especialidad (12 de mayo, en Yokohama), son ellos, el 4×400, en ambos sexos, mientras que con menores opciones estaría el 4×100 masculino.

Estos pudieran ser los integrantes de la comitiva criolla a la venidera cita mundial, teniendo el peso en la consecución de medallas, cinco o seis atletas, liderados estos por Juan Miguel Echevarría (8.68), número uno del listado anual (2018) y vencedor en varias ocasiones del sudafricano Luvo Manyonga (8.58), su principal contendiente al título mundial. La guantanamera Yorgelis Rodríguez, tendrá una exigente competencia en el heptathlon, pero estará en igualdad de condiciones para escalar el podio, con la belga Nafissatou Thiam (6816), la inglesa Katarina Johnson-Thompson (6759), la estadounidense Erica Bougard (6725) y la alemana Carolin Schäfer (6602).

Continúan las discóbolas Yaimé Pérez (67.82) y Denia Caballero (66.09), quienes tendrán en frente a la acostumbrada “muralla” croata, Sandra Perkovic (71.38), a quien Yaimé hizo claudicar en una oportunidad el pasado año; le sigue la pertiguista Yarisley Silva (4.80), que se mantiene en la élite de la prueba y será, junto a las estadounidenses Sandi Morris (4.85) y Jenn Suhr (4.93), la neozelandesa Liz McCartney (4.94), la griega Katerina Stefanidi (4.87) y la rusa Anzhelika Sirodova (4.85), una de las principales animadoras de esta prueba. Por último, los triplistas Cristian Nápoles (17.34) y Jordan Díaz (17.41), tendrán un camino más escabroso al podio, con la posible presencia de los estadounidenses Cristian Taylor (17.81) y Will Claye (17.44), el ahora portugués Pedro Pablo Pichardo (17.95) y el brasileño Almir Dos Santos (17.53), todos candidatos de fuerza al podio en Doha.

Se hace necesario explicar que en dos pruebas, Cuba pudiera asistir con tres atletas, incluso, en una quedarían otros en casa, como es en el salto triple (m), especialidad donde ya tienen el boleto a Doha, Cristian Nápoles, Jordan Díaz y Andy Díaz, pero también deben vencer los 16.95, Lázaro Martínez y Henry Rosique; mientras que en el salto de longitud (m), Juan Miguel Echevarría (8.12), debe estar al lograr un “brinco” superior a los 8.17, cuota que pueden superar Maykel Massó (8.03w-2019), Maikel Vidal (8.12-2018) y Lester Lescay (8.07-2018).

Sería beneficioso para el atletismo criollo, que todos los atletas que logren las cuotas clasificatorias, siempre que exista la posibilidad financiera y logística, participen en la cita mundial, pues aparte de ser un derecho conquistado, es una oportunidad de contender en un evento al máximo nivel, sirviendo como un escalón más dentro del ciclo competitivo, claro, siempre delimitando los objetivos y metas de cada cual.

Continuará…

Share.

Comments are closed.

X