Casetta le dio la única medalla al Atletismo Argentino

0

La marplatense Belén Casetta logro la medalla de bronce en los 3000 metros con obstáculos en lo que fue la quinta y última jornada del atletismo en estos XVIII Juegos Deportivos Panamericanos que se están disputando en Lima, Perú, transformándose esta presea la única conquistada por la delegación argentina.

Una vez más, Belén Casetta, volvió a reinventarse para escribir su nombre en la historia grande del atletismo nacional al subirse al podio en un Juego Panamericano, y ¿Por qué digo volvió a reinventarse? Porque su historia está hecha de resurgimientos, casi como un ave fénix, como cuando luego de su participación en el Mundial Juvenil en 2012 en Barcelona una fractura por estrés la relegó durante más de un año o cuando en 2015 antes de partir a su primer Sudamericano de Mayores debió reponerse casi sin tiempo al fallecimiento de su padre, acaso su principal impulsor en este deporte, logrando en aquella oportunidad la medalla de bronce y el pasaporte a los Juegos Panamericanos de Toronto, donde ocupó el séptimo lugar, posteriormente tuvo su mayor estadio de prosperidad convirtiéndose en la primera argentina en bajar los 10 minutos en los 3000 metros con obstáculos, participando en su primer Juego Olímpico en Río 2016, siendo la primera mujer argentina en acceder a una final en pista en un Campeonato Mundial donde además batió el primado continental en dos oportunidades con 48 horas de diferencia, sin embargo, una lesión en 2018 la tuvo entre algodones durante esa temporada y en este 2019, tras su actuación en mayo pasado en el Campeonato Sudamericano disputado en el mismo estadio de “La Videna”, donde logro la medalla de plata con un registro que estaba muy lejos de sus mejores producciones, lo que abría una gran incógnita sobre su presencia en esta cita panamericana, para aquellos que no la conocen.

Pero, como dije anteriormente, cual ave fénix, una gira por el Viejo Continente la reencontró con su mejor versión, y las esperanzas de ser medallista en Lima, volvían a cotizar en bolsa. Y este sábado, desde el disparo mismo de partida se posicionó en el pelotón de vanguardia, con un solo objetivo obligar a sus rivales al máximo esfuerzo sin darles el margen de especular, así las cosas, con el correr de los giros, el escuadrón de avanzada se fue separando, conformado por la marplatense, la canadiense Genevieve Lalonde, la estadounidense Marisa Howard y la brasileña Tatiane Da Silva, marcando definitivamente entre quienes se dirimirían las preseas. Y al entrar a los últimos ochocientos metros, Lalonde, imprimió un cambio de ritmo que le dio la renta suficiente para asegurarse la medalla dorada al cruzar la meta en 9m41s45, que se transformaron en nuevo record panamericano al bajar en 8 segundos los 9m48s12 que la estadounidense Ashley Higginson había establecido en Toronto 2015. Detrás de ella se ubicó la estadounidense Marisa Howard, quien sufrió más de la cuenta un último ataque de Casetta, cruzando la meta en 9m43s78, mientras que la estudiante de medicina pupila de Leonardo Malgor y Daniel Díaz, lo hizo en 9m44s46, quedando en cuarto lugar la campeona sudamericana Tatiane Da Silva con 9m56s19.

El saltarín Germán Chiaraviglio, no pudo defender su presea plateada ganada cuatro años atrás en tierras canadienses, en una prueba siempre difícil como lo es el salto con garrocha, donde tras rebasar la varilla en los 5.51 metros en su segundo intento, falló las tres veces en los 5.61 metros, ocupando finalmente el quinto lugar por diferencia de nulos, ya que el actual campeón olímpico Thiago Braz Da Silva, quedo también en los 5.51 metros, pero con un solo nulo en su haber, en la pelea por las medallas Estados Unidos se quedó con el 1-3, de la mano de Christopher Nilsen y Clayton Fritsch, respectivamente. Nilsen, le ganó la batalla a la ascendente figura brasileña de la especialidad Augusto Dutra Da Silva, al superar el listón en su última oportunidad en los 5.76 metros, mientras que el brasileño rebasar esa altura, fue en busca de los 5.81 metros que le darían el oro y el record de campeonato, sin éxito, quedándose con la medalla de plata, mientras que Fritsch se llevó la de bronce con 5.61 metros.

La posta 4×400 metros de las mujeres, conformado por Fiorella Chiappe Madsen, Noelia Martínez, María Ayelen Diogo y Valeria Barón, culminaron en el octavo lugar con un registro de 3m41s39, en una prueba que a diferencia de lo sucedido en relevo corto las cuartetas del hemisferio norte prevalecieron, llevándose el triunfo el equipo de Estados Unidos con 3m26s46, escoltado por Canadá con 3m27s01 y Jamaica con 3m27s61.

Jennifer Dahlgren, fue quien abrió la jornada del sábado en el lanzamiento del martillo, donde no pudo superar la marca para entrar entre las ocho atletas que participarían en la mejora de la prueba, quedando en el décimo lugar, sobre doce atletas, con 63.32 metros, logrados en su tercer y último intento, quedando muy lejos de su record sudamericano de 73.74 metros logrados en 2010 y 5 metros por debajo de su mejor marca de la temporada, que al igual que su primado sudamericano las logró en Buenos Aires. Estados Unidos, con una sólida actuación de sus martilleras se adueñó del 1-2 de la mano de Gwendolyn Berry, oro con sus 74.62 metros logrados en su último lanzamiento y Brooke Andersen, plata con 71.07 metros, completando el podio la venezolana Rosa Rodríguez con 69.48 metros.

Fuente: Track, Field & Running Web

Share.

Comments are closed.

X