Cubano O’Farrill Nueva Joya Del Atletismo Cubano

0

IAAF World Junior Championships BarcelonaLuego de los excelentes resultados que obtuvo el año pasado en el XIV Mundial Juvenil que tuvo por escenario al estadio olímpico barcelonés de Montjuic. El vallista caribeño Yordan O’Farrill, es considerado como la joya del atletismo cubano.

Tras su impresionante registro de 13.18 segundos, O’Farrill clasificó como el  mejor tercero en la historia en las carreras de 110 metros con vallas para menores de 20 años.

Su tiempo pudo haber sido incluso mejor de no haber tenido el viento en contra de un metro por segundo y de haber evitado la pérdida de preciosas fracciones de segundo al haber celebrado antes de cruzar la meta.

El vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación de Cuba, el doble campeón olímpico Alberto Juantorena, calificó como un atrevido al nuevo portento de las vallas, en el sentido de tener seguridad y decisión para convertirse en campeón.

El joven corredor no integró la delegación olímpica cubana a Londres-2012 porque los juveniles corren sobre vallas a 0,991 metros de altura, mientras los mayores lo hacen sobre otras de 1,067 metros.

Hace dos semanas, en la Copa Cuba, O’Farrill tuvo su primera carrera oficial de 110 metros con vallas de 1.067 metros, pero no le fue bien y apenas marcó 13,90 segundos, que le merecieron el tercer escaño. No obstante, confesó haber salido tarde, ante el temor a ser descalificado por arrancada en falso, tal y como le sucedió a su coequipero Orlando Ortega.

Ortega y O’Farrill, en sus roles de principales exponentes de la modalidad, están llamados a refrendar la tradición de la escuela cubana de vallas en el presente ciclo olímpico, aunque antes deberán acceder al Campeonato Mundial, en Moscú, entre el 10 y el 18 de agosto.

Los técnicos cubanos consideran que O’Farrill debe continuar mejorando su reacción en la arrancada, además de incrementar su peso corporal en función de aumentar la potencia física.

El primero de esos tiempos lo situó en el escaño 23 de las clasificaciones en los 60 metros con vallas, encabezado por el ruso Sergey Shubenkov (7.49) y en el cual Ortega (7.54) se ubicó séptimo, aunque O’Farrill no pierde las esperanzas.

Sin embargo, la explicación está en la edad, que no siempre se corresponde en su momento óptimo con la fecha de los campeonatos pues García tenía al competir en este escenario con sólo 18 años y cuatro meses, mientras Robles apenas tenía 17 años con siete meses.

El desafío que tiene O’Farrill es que en las próximas temporadas lidiará entre los mayores, luchando por bajar sus tiempos, cumplir metas mínimas exigidas y pugnar para ganarse boletos a competiciones mundiales u olímpicas y por ser nuevamente el mejor de la especialidad.

Share.

Comments are closed.

X