El atletismo peruano, camino a Lima 2019

0

Eddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano).- Ha concluido la temporada atlética de este 2017 y el atletismo peruano marcha camino a la cita continental de Lima 2019 con muy pocas buenas nuevas, teniendo los principales destaques en pruebas que van siendo tradicionales para su entorno, la caminata y la maratón.

En la primera de ellas, destaca, la huancaína Kimberly García, quien ha ido consolidando sus rendimientos, hasta escalar el nivel mundial. Su debut internacional se remonta al Campeonato Mundial Junior de Barcelona, España, en 2012, cita donde logró la décima posición (10 km-47:42.49), un año más tarde asiste a la cita mundial de mayores, en Moscú, ocupando el 35° lugar, con 1:33:57 horas.

En 2014, descendió por primera vez, de la hora y 30 minutos, con crono de 1:29:44, logrado en el tradicional evento de Taicang, China. En 2016, volvió a superar esa barrera, con 1:29:38, en Roma, Italia; mientras que en los olímpicos de Río de Janeiro, se ubicó decimocuarta (1:32:09). Esta temporada ha marcado la mayoría de edad de Kimberly, pues ha ido de menos a más y teniendo presente el nivel de la competencia, inició en Monterrey, México, el 17 de marzo, con 1:35:58, siguiendo, en Rio Maior, el 1° de abril, con 1:31:00; luego en la Copa panamericana de Lima, logró 1:29:15, para cerrar en el mundial de Londres, con 1:29:13 horas y el séptimo lugar, nueva cuota nacional y la mejor ubicación de un representante peruano en citas mundiales. Hoy, con esos palmares y apenas 24 años (19 de octubre de 1993), constituye Kimberly García, uno de los principales puntales del atletismo peruano, de cara a los futuros eventos foráneos, incluidos, los venideros Juegos Panamericanos

En la prueba de maratón, destacan sobre todo, también las mujeres, con el trio formado por Wilma Arizapana, Inés Melchor y Gladys Tejeda. Wilma ha logrado este año, el mejor tiempo de la tres, con 2:30:45 horas, que le valió el sexto lugar en la maratón de Daegú, mientras que Inés triunfó en Santiago de Chile, con 2:34:12 y logró el puesto 26° en el mundial de Londres, con 2:35:34; cerrando Gladys, con triunfo en Ciudad de México y tiempo de 2:36:16 horas.

De cara a futuros eventos, pudieran ser, Inés, 31 años (30 de agosto de 1986) y cuota personal de 2:26:48 (Berlín 2014) y Gladys, 32 años (30 de septiembre de 1985), con personal de 2:28:12 (2015), las principales cartas de triunfo, sin descartar a Wilma, 35 años (1° de octubre de 1982), pues los maratonistas logran buenos resultados en edades avanzadas.

En el entorno peruano existen otras corredoras de maratón, pero se muestran inestables en sus apariciones y resultados, como Jovana de la Cruz, 25 años (12 de julio de 1992), muy joven aun, las que siguen, ya en edades más avanzadas, Judith Lavado Toribio, 35 años (9 de enero de 1982), Clara Canchanya, 35 años (30 de agosto de 1982) y Hortensia Arzapalo, 36 años (29 de julio de 1981), entre otras.

Los hombres, más discretos este año, son liderados por Nelson Ito, cuarto en Lima, con 2:16:00, seguido de Raúl Machacuay, séptimo en Santiago de Chile, con 2:16:43; mientras que Jean-Pierre Castro, era onceno en Daegu, con 2:16:59 horas. Machacuay, corrió la prueba el pasado año en 2:13:23, en Rotterdam; mientras que Jean-Pierre, logró 2:15:13, en el propio evento coreano e Ito realizaba 2:17:37, en Buenos Aires.

Aquí los de más juventud, de cara al futuro, son Jean-Pierre, aun con 26 años (23 de diciembre de 1990) y Nelson Ito, 27 años (12 de abril de 1990), mientras Machacuay, anda sobre los 34 años (18 de febrero de 1983), pero para aspirar a ubicaciones relevantes, tendrían que estabilizar sus rendimientos, acercándose a las 2:13 horas, como garantía de éxito.

Otro atleta que deben ser tenido en cuenta a la hora de pronosticar las posibles medallas, son; Luis Ostos (25 años), quien es un corredor de 10 mil metros, con 27:53.58, logrados este año en Palo Alto y 27:54.80, el pasado año en Stanford, ambos en Estados Unidos. Ostos estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, donde logró el puesto 21°, con 28:02.03 minutos.

Con menos destaque, pero excelentes, por la edad, el primero y por la especialidad, los segundos, están, el marchista César Augusto Rodríguez (20 años), con 1:23:50 y los saltadores de longitud, Paola Mautino, 27 años (1° de junio de 1990), con 6.36 y José Luis Mandros, 7.91 metros, este último, finalizando la categoría junior. Estos tres atletas para acercarse a “zona” de las medallas, tendrían que crecer sus rendimientos, César, rondar la hora y 20 minutos, mientras que Paola, con 6.43 en 2015, debiera hacerlo sobre los 6.60 y Mandros sobre los 8.10 metros.

Llama la atención en los resultados destacados, las ausencias de varios atletas establecidos, como son los casos, de los marchistas Paulo César Yurivilca (1:21:49-Roma, 7 de mayo de 2016), Pavel Chihuán (3:58:32-Dudince, 19 de marzo de 2016) y Jessica Huancco (1:33:20-Roma, 7 de mayo de 2016), los maratonistas Raúl y Cristian Pacheco, los hermanos Jorge y Javier McFarlane, el saltador de altura Arturo Chávez y el corredor de obstáculos Mario Bazán, entre otros.

En el caso de Mario Bazán, 30 años (1° de septiembre de 1987), con marca personal de 8:28.67 (Berlín, 16 de agosto de 2009), apenas logró correr sobre los 8:48, mientras que, Javier y Jorge McFarlane (110 con vallas), estuvieron lejos de sus mejores marcas. Por su parte, el maratonista Cristian Pacheco (2:12:16, Rotterdam, 2016), ganó una carrera en Quito, Ecuador, pero no finalizó los 10 mil en la cita paraguaya. De todos, los de mayores opciones para la cita limeña, serían, Bazán y Pacheco, quienes de volver por sus mejores momentos, estarían en condiciones de optar por las medallas.

Culminando ya el 2017 y con temporada y media como antesala para los Juegos Panamericanos, aparece Kimberly García, como la principal carta de triunfo del atletismo peruano, secundada por Inés Melchor, Gladys Tejeda y Luis Ostos.

Share.

Comments are closed.

X