Estados Unidos gana en el Atletismo de los Juegos Panamericanos y Perú fue undécimo

0

10980207wPor un segundo o un centímetro, Estados Unidos ganó a Canadá en el atletismo de Toronto-2015, el deporte rey de los Juegos Panamericanos, mientras Cuba quedó tercera y perdió el reinado logrado en Guadalajara-2011. Mientras Perú se ubico en el undécimo puesto con 2 medallas (uno de oro y uno de plata) logrado en la maratón en damas y varones.

Los estadounidenses retomaron el primer lugar del medallero, luego de ser desplazados en las últimas dos citas continentales por Cuba, que tuvo una de las peores actuaciones de su historia.

Con un equipo de segunda línea y sólo algunas figuras de élite mundial, ya que la mayoría de sus estrellas optaron por preservarse para el Mundial de Pekín (22-30 agosto), la delegación del Tío Sam dominó en el Estadio Panamericano de la Universidad de York con cosecha de 13 medallas de oro, 15 de plata y 13 de bronce, y firmó cinco de los 14 récords impuestos en el torneo.

Canadá supo sacar partido a su localía y terminó con saldo de (11-7-8), mientras que Cuba, que había dominado los Panamericanos de Rio-2007 y Guadalajara-2011 -éste último con desborde 18 oros-, cerró bien alejado en un tercer lugar, con balance de 5-2-1.

Aunque la pelea entre los vecinos estadounidenses y canadienses se decidió por sólo una medalla de oro a favor de los primeros, de acuerdo a la tabla que usa la IAFF para medir el resultado de un país, otorgando puntos desde el primero hasta el octavo lugar, los estadounidenses totalizaron 404 unidades, seguidos de Canadá (205), Brasil (164), Cuba (144), Jamaica (95.50)  México (85.50) y Perú se ubico en el decimotercer lugar con (30).

Por su parte, nuestro país se ubicó en el décimo lugar en el tablero general de medallas, con 2 medallas (oro y plata) logrado por los fondistas Gladys Tejeda y Raúl Pacheco en la maratón Panamericana.

 Marcas de lujo en York

No hubo ningún récord mundial en el nuevo estadio de York, donde los alocados vientos, batiendo de todos lados, afectaron más a los velocistas, y beneficiaron a los atletas de campo.

Notables las marcas del jamaiquino Rasheed Dwyer en los 200 m, de los cubanos Pedro Pablo Pichardo en triple salto y Yarisley Silva en pértiga; del canadiense Damián Warner en el decatlón y de la colombiana Caterine Ibargüen en triple salto.

Dwyer mantuvo la tradición de su país en la pista, y obtuvo el segundo mejor registro de la temporada en los 200 m al detener el reloj en 19.80 segundos.

Con ello, superó la marca más antigua de los Juegos Panamericanos, los 19.86 que poseía su compatriota Donald Quarrie desde Cali-1971.

Pichardo, de 23 años, llegó a estos Juegos precedido del salto de 18,08 m que dio el 28 de mayo de este año en La Habana, la mejor marca de la temporada y tercera mejor de todos los tiempos.

El chico de Santiago de Cuba cumplió los pronósticos y se llevó su primera medalla de oro en Juegos Panamericanos con brinco de 17,54 metros, con lo que ahora tiene 10 de las 15 mejores marcas del año en su poder.

Silva, medalla de plata olímpica en Londres-2012, revalidó su corona continental de hace cuatro años en Guadalajara al saltar sobre los 4,85 metros, la mejor marca del año y buena carta de presentación para el Mundial de Pekín.

El canadiense Warner firmó el segundo mejor registro de la temporada en el decatlón, con nuevo récord panamericano de 8.659 puntos, mientras la campeona olímpica y mundial Caterine Ibargüen se estiró hasta los 14,92 en el triple salto, segundo mejor brinco del año.

Share.

Comments are closed.

X