“Fue un salto lleno de magia”

0

Yulimar Rojas hizo estallar el Stark Arena de Belgrado: ganó su tercer mundial indoor y quinto en total con un nuevo récord del mundo nada más y nada menos que en el último salto y con una marca impresionante de 15.74. Increíble.

Al igual que en Tokio 2020, donde Yulimar esperó hasta el último salto para reventar las estadísticas del triple con el 15.67 que le dio el oro olímpico, este 20 de marzo de 2022 amplió aún más esa brecha en su última salida con un registro que dejó clara su hegemonía histórica.

“La verdad no sé si es magia o una coincidencia haber hecho los dos récords en el último salto o es el trabajo, o la afirmación y la creencia de que sí puedo lograrlo, de que sí puedo conseguirlo en cualquier salto o en el último”, admitió Rojas post victoria, para luego reiterar que “el último salto ha sido como el último salto de la gloria en Tokyo y ahora aquí en Belgrado. Yo creo que es que me enfoco más y la energía fluye con la presión…no sé qué sea pero fue un salto lleno de magia”, analiza.

Rojas dominó la competencia de principio a fin: saltó 15,19 en el primer intento y luego de fallar el segundo, marcó 15,04 en la fosa. Más tarde quedó con el amargo sabor de ver frustrado un salto larguísimo que enmudeció el Stark Arena, pero en el quinto vuelo respondió con un 15,36 que fue un preludio a la magia: 15.74 y nuevo récord del mundo absoluto.

La venezolana sólo tuvo dos nulos en su progresión en Serbia: el segundo y el cuarto intento, el cual pareció rozar la barrera de los 16 metros.

“Yo creo que está más que claro con lo que demostramos en Tokio y con lo que demostramos hoy que sí puedo saltar los 16 metros. Yo no sé si lo haré en el sexto salto o si me recordarán como la chica del sexto salto. Sólo puedo decir que esto es un trabajo en equipo y que espero que vengan más saltos como este de hoy”.

Durante cada vuelo Yulimar iba a ver a Iván Pedroso al borde del estadio para ajustar algunos fallos: “Tenía algunos detalles en la agarrada de impulso y luego técnicamente no se me daba el salto que quería, pero con la emoción, el esfuerzo y motivación creo que logramos enderezar las cosas. Él (Iván) y yo hacemos que seamos una sola persona en la pista y cuando entrenamos.

Él se merece todo porque me ha hecho ser lo que soy ahora mismo y le agradezco mucho”, reconoció la hoy primera tricampeona y la atleta más condecorada de la historia en el salto triple de los mundiales.

“Yo había dicho que podían pasar tres cosas: ganar el triplete, batir el récord mundial y saltar los 16 metros. Por ahora les debo el 16 pero todavía tenemos la temporada al aire libre y el mundial de Oregón”, advierte Yulimar, y deja una misiva para los días que se avecinan: “Creo que hoy todos vieron que sí lo puedo hacer y sé que en su momento lo vamos a celebrar”.

La plusmarquista contabiliza tras su épica en la pista serbia un total de cinco coronas mundiales a sus 26 años y desde que ha sido dirigida por Iván Pedroso (2016): colecciona dos oros a cielo abierto (Londres 2017 y Doha 2019) y el primer triplete bajo techo en la historia de su prueba para una dama: Portland 2016 (14.41), Birmingham 2018 (14.63) y Belgrado 2022 (15.74), amén de la plata (Río 2016) y el oro olímpico (Tokio 2020). También quebró la marca mundial outdoor y olímpica (15.67) e indoor (15.43).

Rojas dejó atrás el récord de la rusa Tatiana Levedeba, quien contabilizaba cuatro cetros mundiales: dos indoor (Budapest 2004 y Moscú 2006) y dos outdoor (Edmonton 2001 y París 2003), para ubicarse en la cima del listado histórico como la más ganadora del triple salto en los campeonatos orbitales.

“Creo que ha sido una noche de ensueño, mi entrenador y yo solamente queríamos divertirnos, demostrar el trabajo que habíamos hecho. Yo sabía que me encontraba en una gran forma física y lo estaba demostrando en cada salto que estaba dando”.

Las medallas de plata y bronce fueron para la ucraniana Maryna BEKH-Romanchuk, quien estableció marca personal de 14.74, un metro detrás de la venezolana (15.74), y para Kimberly Williams de Jamaica, quien se elevó a 14.62 (PB).

Patricia Mamona (Portugal), subcampeona en Tokio 2020, fue sexta en el cuadro final (14.42 SB), mientras la española Ana Peleteiro, bronce olímpico en Japón, no pudo repetir medalla mundial tras ubicarse en la octava casilla (14.30).

El campeonato mundial de atletismo en Oregón, Estados Unidos, será otra prueba de Yulimar Rojas contra Yulimar Rojas este año del 15 al 24 de julio, donde la máxima estrella del deporte venezolano de todos los tiempos ampliará aún más su leyenda, quizá con otra medalla adicional al triple salto: longitud.

Fuente: Prensa Yulimar Rojas

Share.

Comments are closed.

X