La palabra de la IAAF

0

Ante lo acontecido ayer de no dejar ingresar al estadio, atleta botsuanés Isaac Makwala, la IAFF manifestó que fue la Comisión Médica que decidió someter a cuarentena por 48 horas, al corredor botsuanés, debido que fue uno de los atletas afectados por el brote de norovirus. Makwala aspiraba a medalla en 200 y en 400 metros y no ha podido competir en ninguna de las finales.

La responsable médica de la IAAF, Pam Venning, explicó que el hecho de impedir que compitiera Makwala obedeció al cumplimiento del protocolo establecido por las autoridades sanitarias para controlar un brote «muy virulento» de norovirus, que produjo vómitos y diarreas a varios atletas.

«La ausencia de Makwala es un caso triste, pero cuando el departamento médico examinó al atleta comprobó que había tenido vómitos en un periodo de 18 horas», precisó.

El protocolo sanitario para estos casos exige aislar al enfermo durante 48 horas, y en el caso de Makwala dicho periodo se cumple este miércoles a las 14 horas, al día siguiente de la final de 400 metros, en la que se impuso con un tiempo de 43.98 el sudafricano Wayde Van Niekerk, campeón olímpico y plusmarquista mundial.

Makwala, que tenía la intención de tomar la salida en la final contra la opinión de los médicos, no pudo acceder al estadio porque se lo impidió físicamente el personal de seguridad, y la delegación de Botsuana criticó la decisión de los médicos de la IAAF.

«Tengo que creer a nuestros médicos. Lo de Makwala es un caso triste, pero nuestra obligación es proteger la salud de todos los atletas aquí, y se trata de un brote muy infeccioso y virulento», explicó Venning, quien añadió que todos los demás equipos con atletas afectados se habían adherido a las instrucciones de la IAAF.

El Ministerio de Sanidad Británico confirmó que una treintena de personas entre atletas y oficiales se habían visto afectados por la enfermedad en el hotel Tower, aunque el establecimiento no había sido el origen de la infección.

Share.

Comments are closed.

X