Medallista olímpica de Tokio Maria Andrejczyk subasta su presea para ayudar a niño con problemas al corazón

0

Maria Andrejczyk demostró una vez más que las victorias y las derrotas no lo son todo en el mundo del deporte. La atleta polaca, medalla de plata en lanzamiento de jabalina en los Juegos Olímpicos de Tokio, subastó su trofeo para ayudar a un niño con problemas de corazón. Era la primera medalla olímpica de su carrera, pero esto no la frenó a la hora de utilizarla como medio para conseguir una buena suma.

Milos es un niño polaco que está a la espera de una operación de corazón en Estados Unidos. Sus padres están intentando recaudar dinero para hacerse cargo de los gastos de la intervención médica y Andrejczyk entró en escena con su medalla de plata. La sacó a subasta y consiguió la cifra de 44.000 euros por ella.

«El valor real de una medalla siempre permanece en el corazón. La medalla es sólo un objeto, pero puede ser de gran valor para otros. Esta plata puede salvar vidas en lugar de acumular polvo en un armario. Por eso decidí subastarla para ayudar a los niños enfermos», explicó la atleta en una entrevista para una televisión de su país.

Sin embargo, el gesto solidario de Andrejczyk tiene un trasfondo importante, pues la propia lanzadora de jabalina pasó por un problema de salud en 2018, cuando se le detectó un osteosarcoma, un tipo de cáncer de hueso, del cual pudo finalmente recuperarse y seguir con su vida deportiva.

Share.

Comments are closed.

X