Powell: «Creo que podía haber saltado 9.20m»

0

Mike Powell ha sido uno de los mejores atletas de la historia. Sus 8,95 metros en longitud le acercaron al límite humano. De hecho, nadie se ha batido a esa marca en los últimos 28 años. «Cuando llegue ese día me sentiré un poco solo, pero también pensaba que era imposible batir a Bob Beamon y tardamos 23 años en lograrlo», afirma el norteamericano en la conferencia que dio en el palacio de congresos de Marbella.

El saltador de longitud ha sido una de las muchas referencias que están pasando por el Marbella Sport Week y de los que más ha calado entre los aficionados al deporte por su proximidad con todo aquel que quería saber algo más del atleta. «Fue un salto impresionante, me cambió todo y gracias a ello sigo acudiendo a eventos y participando en el deporte de una manera u otra».

Pasó a recordar aquel legendario 30 de agosto de 1991. «Fue algo más que un día perfecto. Todo se puso a favor. Lewis no había perdido en los últimos diez años. En el campeonato de Estados Unidos me ganó por un centímetro, pero terminó llegando el día y dando el salto perfecto. ¿Mi tope? Creo que si ese día el aire hubiera soplado algo más fuerte, habría pasado de los nueve metros».

Hizo mención a la necesaria técnica que hay que tener para saltar longitud. «No todo es velocidad. Hay que tener velocidad y altura en el salto, para después saber aterrizar porque un buen salto se puede perder por caer mal. Bolt podría haber saltado nueve metros, pero no todo es velocidad».

Reconoce que le hubiera gustado ser el primero en aterrizar más allá de los nueve desde la tabla de batida. «Alguna vez salté más, 9,16 concretamente pero no fue válido. Otra vez 8,99 pero pisé tabla. Igual aquel famoso 30 de agosto había sido el día para hacerlo». La altura también fue otro factor que valoró. «Intenté saltar en Sestriere por aquello de la altura, de que el aire está más limpio. Creo que se pueden saltar 20 o 30 centímetros más, pero cuando lo intenté tuve problemas en el adductor, me lesioné y no pude».

Reconoce que eso del salto de longitud es una de las pruebas más duras que hay. «Ahora los jóvenes van más hacia las pruebas de velocidad porque ahí está el dinero. Las televisiones apenas prestan atención a la longitud. Yo intentaba que fuera un espectáculo, pero es un muy duro. No hay que olvidar que es como saltar tres pisos y eso castiga mucho el cuerpo y, por ejemplo, eso Bolt no saltó».

Ve a dos saltadores capaces de batir su récord. «No es fácil porque se tienen que dar todas las circunstancias, pero está el cubano Juan Miguel Echevarría con 8,68 y el jamaicano Tajay Gayle, que se proclamó campeón del mundo en Doha».

«Jugué durante cinco años e hice el famoso mate de Jordan, pero no tenía cuerpo para jugar al baloncesto. Lo hubiera pasado mal. Lo mío ers el atletismo», afirma el norteamericano, que se ha marcado un reto para el próximo año. «Quiero ir a Tokio, pero de invitado (rompe a reír). En serio, pretendo ser recordman de veteranos. Me veo saltando 6,50».

Fuente: Diario Marca

Share.

Comments are closed.

X