Que Nos Dejó El Mundial de Berlín

0

boltPor Eddy Luis Nápoles Cardoso

¿Qué nos dejó el XII Campeonato Mundial de Atletismo celebrado en Berlín?

eso se resume en dos palabras, Usain Bolt y es que el sprinter caribeño no tiene paralelos en la historia del campo y pista mundial, si hacemos un recuento de lo mas sobresaliente a lo largo de estas ediciones, tenemos que desde Helsinki 1983 a Osaka 2007, la figura más destacada es el estadounidense Carl Lewis, ganador de tres títulos en la capital finesa y en Roma 1987, citas en las dominó los 100 metros, el salto de longitud y el relevo 4 x 100, Lewis además se impuso en Tokio 1991 en los 100 metros con récord mundial de 9.86 y en el relevo 4 x 100, también con tope universal de 37.50, pero fue eclipsado en longitud por su paisano Mike Powell cuando saltó 8.95 para romper el mítico 8.90 de Bob Beamon.

Otros atletas también han brillado a lo largo de estos 26 años de citas mundialistas y se pueden citar los nombres de la bulgara Stefka Kostadinova, el propio Powell, el británico Jonathan Edwards, la ucraniana Inessa Kravets y el estadounidense Michael Johnson, cuyos récords implantados en el marco de estos eventos, aun están vigentes, pero ninguno es comparable con lo realizado ahora por el fenomenal velocista jamaicano y es que Usain Bolt parece un atleta de una época futura, a la cual el resto de los humanos no hemos llegado, ahora por lo visto en los 200 metros, ha demostrado que no necesita de rivalidad para realizar grandes registros, tiene un temperamento completamente diferente al resto de sus adversarios, siempre sonriente, intranquilo, jaranero, tal ves sea por la seguridad que le proporcionan sus condiciones físicas, lo cierto es que nadie esperaba esos récords mundiales descomunales, ambos rebajados por once centésimas de segundos.

Abundando más en sus inicios el primer registro que le aparece es un 20.58 en 200 metros y data del 18 de julio de 2002, cuando tenía solo 16 años, en la siguiente temporada rebaja ese crono en 45 centésimas, al marcar 20.13 en Bridgetown y algo curioso, en ese propio año se registra su primer resultado en los 400 metros con 45.37 segundos, ya para la temporada olímpica de Atenas, el jamaicano baja de los 20 segundos con un 19.93, récord mundial para juveniles en el doble hectómetro; su debut en los 100 metros planos en la alta competición se produce el 18 de julio de 2007 en Réthimno con 10.03, también en ese año vuelve a correr los 400 metros, esta vez en 45.28 segundos. Ahora cabe preguntarse ¿qué sucedería si Bolt se dedicará a correr con sistematicidad los 400 metros?, ¿resistiría el 49.18 de Michael Johnson?

Berlín también nos deja, a parte de los dos fenomenales récords de Usain Bolt, el implantado por la martillista polaca Anita Wlodarczyk con 77.96 metros; la reafirmación de Jamaica como una potencia de la velocidad en el mundo; una vez más la presencia del Caribe en el medallero, ahora reforzada con el imprevisto título del barbadense Ryan Brathwaite en los 110 con vallas, la plata del boricua Javier Culson en los 400 con vallas, el bronce del trinitario Renny Quow en los 400 metros; también hay una medalla histórica para Centroamérica, la del panameño Alonso Edward en los 200 metros. La cita de Berlín le fue esquiva a varias estrellas del campo y pista, la más renombrada, la pertiguista rusa Elena Isinbayeva, quien confiada en sus potencialidades, arriesgó demasiado, tanto que se fue a casa con las manos vacías, otro eclipsado fue el saltador de longitud panameño Irving Saladino con sus tres nulos en la final, está el estonio Gerd Kanter, que había repartido las medallas, donde él se otorgaba el título y al final le tocó quedarse con la más fea, la de bronce; otro acontecimiento fue la debacle de las corredoras etíopes en 5 y 10 mil metros y el renacer de las kenyanas.

Para Cuba este mundial dejo el grato sabor de un título y cuatro medallas de plata, con una de bronce y otros tres finalistas, lo que redondeó una excelente actuación, ubicándose en el noveno lugar entre más de 200 naciones.

En orden individual vale destacar el segundo título de la triplista Yargelis Savigne, esta vez acompañada por la plata de Mabel Gay; también la reafirmación de nuestros decatletas dentro de elite mundial, con el segundo lugar de Leonel Suárez, el octavo de Yordanis García y el noveno de Yunior Díaz; está la confirmación de Yarelis Barrios en el podio de los grandes eventos, nuevamente la pinareña logró un subtítulo, como antes lo había hecho en Osaka y en los olímpicos de Beijing; la agradable reaparición del jabalinista Guillermo Martínez, ganador de una sorpresiva medalla de plata y también el tercer lugar de Alexis Copello en el salto triple.

Otras buenas demostraciones corrieron a cargo de Arnie David Giralt, quinto en el salto triple, el relevo largo femenino, de Osleidys Menéndez en la jabalina y la balista Misleydis González, aunque estas últimas muy alejadas de sus mejores marcas, todos ubicados entre los ochos finalistas, destacar la actuación de William Collazo en los 400 metros planos, semifinalista con marca personal de 44.93 segundos.

También nos deja el sinsabor por Dayron Robles, Zulia Calatayud y la propia Osleidys Menéndez, atletas que no se presentaron en su acostumbrada forma y que en mi opinión personal no debieron asistir a la cita de la capital alemana, en el caso del campeón olímpico y recordista mundial de los 110 con vallas, se sabía que tenía molestias debido a una lesión surgida en la temporada bajo techo, entonces ¿por qué presentarlo si no estaba completamente restablecido?, pero voy más, ¿por qué salió a correr la semifinal?, si se vio mal en la ronda eliminatoria, ¿por qué agravar o resentir ese músculo lastimado?, y tratándose de un atleta joven; en cuanto a Zulia no ha logrado acercarse a lo que fue cuando logró el título en Helsinki 2005, también ha estado perseguida por las lesiones, si solo era de interés para el relevo ¿por qué inscribirla en los 800 metros?,

disciplina muy complicada en la actualidad y casi inaccesible para ella; en el caso de Osleidys, nuestra campeona olímpica, sucede algo similar, tampoco se ha recuperado totalmente de la lesión, no es la misma de antes, si bien fue séptima, no es el lugar al que estamos acostumbrados verla ocupar y nos duele por ella y su prestigio. Cuantos casos hay de atletas que ante esta propia situación, han rehusado participar en competencias hasta restablecerse completamente, ¿por qué no pueden hacer lo mismo nuestros atletas?, o es que tienen que asistir siempre, estén como estén?

No obstante la cita de Berlín fue muy provechosa para el campo y pista criollo, que con figuras jóvenes logró un excelente balance final, que sirve de catalizador para el ciclo olímpico que ya camina hacia los Juegos de Londres 2012.

Share.

Comments are closed.

X