Rose Mary saliendo del cuarto lugar

0

rose_mary_almanzcubasiEddy Nápoles Cardoso – Cuba (Especial para Atletismo Peruano).-En la prueba de 800 metros planos, todos recordamos las épicas carreras de Ana Fidelia Quirot, en la Copa del Mundo de Barcelona 1989 y en el Meeting de Colonia en 1997, donde se le acercó al récord mundial de la checa Jarmila Katochvilova de 1:53.28; como también nos vienen a la mente sus batallas con la mozambiqueña María Mutola, con las rusas Lilia Nurutdinova y Svetlana Masterkova, pero no de Ana de quien escribiré, sino de Rose Mary Almanza, quien sigue los pasos de la “Tormenta del Caribe en la doble vuelta el óvalo.

Rose Mary, desde niña le gustó el atletismo, sobre todo las carreras de velocidad, pero la entrada a la ESPA de Camagüey, le produce un giro en sus deseos competitivos, del cual nunca se arrepentirá, al ser captada para el área de medio fondo por el entrenador Alfredo Rodríguez, luego la confirmación de sus potencialidades llegan en 2010 con el ingreso en el Equipo Nacional de Atletismo, ahora bajo la tutela de Nelson García.

Su roce internacional se inicia en el Campeonato Mundial de Cadetes de Brixen, Italia en 2009, allí la camagüeyana realiza una formidable competencia, con tres carreras; es primera en la ronda eliminatoria (2:05.93), segunda en semifinal (2:06.17) y cuarta en la final con 2:04.31 minutos.

En 2010 asiste al Campeonato Mundial para juniors celebrado en Moncton, Canadá, cita donde vuelve a ocupar el cuarto lugar (2:02.67), antes fue primera en semifinal con 2:04.22 y segunda en la ronda eliminatoria con 2:06.74 minutos.

Los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011, también contaron con la presencia de la juvenil atleta cubana y la competencia, le deparó un nuevo cuarto lugar, ahora con 2:04.82 minutos.

Participa en 2012, en la cita que culminó el ciclo competitivo de cuatro años, los Juegos Olímpicos de Londres, allí con apenas 20 años, avanza hasta semifinales (2:01.70), antes en la primera ronda había realizado crono de 2:01.19 minutos.

La siguiente gran cita para Rose Mary fue el Campeonato Mundial de Atletismo celebrado en Moscú, Rusia en 2013, donde nuevamente le esperaba un cuarto lugar, y la dejaba fuera de la final, este ahora en la semifinal con crono de 2:00.98; antes en la ronda eliminatoria había logrado 2:00.27 minutos.

En 2014, Rose Mary conquista importantes cuotas en la arena internacional, entre los que se citan, primera en el Meeting Stanislas en Nancy, Francia; segunda en la Liga de Diamantes de Glasgow, Inglaterra; tercera en el Fanny Blankers-Koen Games, de Hengelo, Holanda; además tuvo participaciones destacadas en las Ligas de Diamantes de Doha y Roma. Cerrando la temporada con el título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz.

En la actual temporada Rose Mary, ha lanzado la clarinada hacia los grandes resultados, avalada por excelentes desempeños en tierras foráneas, las que inició en el Gran Prix de Ponce, Puerto Rico, con marca personal de 1:59.35 minutos; luego vendría otro triunfo y otro registro personal con 1:58.99 este en el Meeting Stanislas en Nancy, Francia y recientemente estampó crono de 1:57.70 minutos, para ser segunda en la Liga de Diamantes de Paris, solo superada por la kenyana Eunice Jepkoech Sum, vigente campeona olímpica, quien logro la mejor marca del año, 1:56.99 minutos.

Ahora Rose Mary Almanza está saliendo de ese cuarto lugar, que la ha perseguido, con sus 1:57.70, sigue los pasos de la bien llamada “Tormenta del Caribe”, Ana Fidelia Quirot (1:54.44) y de Zulia Calatayud (1:56.09), a quienes escolta en la lista cubana de todos los tiempos y encumbra su camino hacia los podios internacionales.

Share.

Comments are closed.

X