Salwa Eid Naser campeona mundial de los 400 m se libró de la sanción por doping

0

La bahreiní de origen nigeriano Salwa Eid Naser, campeona mundial de 400 metros, protagonizó una insólita historia que le permitió librarse de una sanción por dopaje después de “eludir” tres controles, un hecho que la World Athletics considera como un positivo y que, por tanto, conlleva una sanción.

La joven atleta de 22 años, que impresionó en el Mundial de Doha con la tercera marca de la historia (48:14), recibió el 5 de junio una suspensión temporal por parte de la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU). El motivo era que Naser se ausentó a tres controles antidopaje sorpresa en menos de un año, lo que equivale a un positivo según la normativa de la IAAF y la AMA.

Naser no fue localizada por el agente antidopaje en tres visitas sorpresa el 12 de marzo, el 12 de abril de 2019 y el 24 de enero de 2020. Con el agravante de que ya pesaba sobre ella otro aviso por no rellenar correctamente la información sobre dónde poder ser localizada una hora cada día a través de la aplicación ADAMS, como es obligatorio para todos los atletas de élite.

Naser se libra de la sanción porque el intento de control sorpresa del 12 de abril ha sido borrado por el Tribunal Disciplinario de World Athletics (la anterior IAAF, la Federación Internacional de Atletismo) debido a una confusión con su dirección. Un episodio de lo más delirante.

Tahar Righi, director técnico del atletismo de Bahrein, había registrado en nombre de la atleta en la aplicación ADAMS que ésta se encontraría entre las 6 y las 7 de la mañana de ese día en el piso 11, del edificio 964 del bloque 908 de la carretera 833 de Riffa, en Bahrein..

El encargado de hacer el control fue el agente Enrique Martínez, que acudió a la dirección a las 6 de la mañana y se encontró con que el edificio 964 no existía aunque tenía una captura de pantalla de una visita previa en la que se indicaba que el edificio correcto era el 954, donde numerosos atletas viven con el apoyo de la Federación Bahreiní de Atletismo.

Martínez se encontró con dos puertas muy próximas entre ellas. Una era una puerta de madera con el número 11 y la otra una puerta de cristal con el número 12. La 11 era un almacén y estuvo llamando cada cinco minutos sin respuesta mientras que Naser defendió que la puerta del número 12, la casa en la que reside con su novio, el también atleta Abbas Abudakar, siempre estuvo abierta. Martínez intentó ponerse en contacto por teléfono pero no encontró el número de teléfono registrado en el sistema ADAMS.

Naser explicó que tanto ella como su novio permanecieron en la casa durante toda la mañana. La AIU reconoce que «Martínez hizo todo lo posible para localizar a la atleta y que después de encontrar el edificio correcto, llamó a la puerta equivocada. Debería haber abierto la puerta del edificio 954 y llamar a la puerta del apartamento 11 del edificio y lo hizo. No se le puede criticar. El número de puertas es muy confuso. Es un agente experimentado y muy meticuloso e hizo todo lo posible por localizar a la atleta».

En esta resolución la AIU da la razón a Naser asegurando que «la atleta, estaba en su apartamento en el momento del control y nunca oyó que se llamara a su puerta porque Martínez no llamó a su puerta. En conclusión no se reúnen los requisitos del Artículo I.4.3C del ISTI y por tanto no se puede confirmar que la atleta se saltase el test del 12 de abril de 2019». La AIU también crítica que Naser al apuntar que «la atleta no se está ayudando a sí misma. Debería completar toda la información en el sistema ADAMS. Si hubiera actualizado su número de teléfono, habría recibido la llamada del señor Martínez antes del fin de la hora y habríamos aceptado que su teléfono estaba disponible en ese periodo».

Share.

Comments are closed.

X