Campeonatos Mundiales de Atletismo, algunas curiosidades

0

Eddy Luis Nápoles Cardoso – Estadista cubano (Especial para atletismoperuano.com).-Iniciamos con algunos hechos curiosos que han acontecido en los Campeonatos Mundiales de Atletismo, lo hacemos primeramente con las pruebas de velocidad, donde el nigeriano Innocent Egbunike, posiblemente sea el primero que haya tomado parte en las especialidades de 100, 200 y 400 metros, claro en citas diferentes; Egbunike, debutó en Helsinki 1983 en 100 y 200 metros, en la primera de ellas, solo avanzó hasta cuarto de final, mientras era sexto en la segunda; luego en la siguiente cita, Roma 1987, logró medalla de plata en 400 metros.

La bahamesa Pauline Davis-Thompson, es una emula de Egbunike, ya que también participó en estas tres especialidades, igualmente debutó en Helsinki 1983, donde solo avanzó hasta cuarto de final, en 100 y 200 metros; en Roma 1987, fue semifinalista en 200 metros, siendo séptima en Tokio 1991, luego conquistó presea de plata en Götebörg 1995 en 400 metros, terminando séptima dos años más tarde en Atenas.

Hay varios atletas que han intentado correr los 400 y 800 metros en una misma cita deportiva, ya sea Juegos Olímpicos u otros eventos, todos conocen del doble triunfo del cubano Alberto Juantorena en la cita de Montreal 1976, hecho que repitió la checa Jarmila Kratochvilova en el Campeonato Mundial de Helsinki 1983, cuatro años más tarde, solo intervino en 800 metros logrando el quinto lugar.

Entre los que han intentado imitar estas hazañas, está, la también checa Liudmila Formanová, eliminada en ambas pruebas en la primera ronda de la cita de Götebörg 1995; Formanová luego fue quinta en Atenas y logró el título en Sevilla 1999, pero solo compitiendo en 800 metros.

El jamaicano Dwight Thomas es un caso particular, al presentarse en Helsinki 2005 en la prueba de 100 metros planos, logrando el quinto lugar con crono de 10.09 segundos, siendo cuatro años más tarde, séptimo en 110 metros con vallas, con tiempo de 13.56 segundos y en Daegu 2011, no pudo finalizar la carrera final de 110 con vallas.

El estadounidense Angelo Taylor, titular olímpico de 400 con vallas en Beijing; conquistó medalla de bronce en 400 metros planos en la cita de Osaka 2007 con 44.32 segundos, mientras que en su especialidad, los

400 con vallas, apenas fue séptimo en Daegú 2011 con 49.31 segundos.

La rumana Ionela Tirlea-Manolache, ha participado en las especialidades de 400 metros con vallas, 200 y 400 metros planos; debutó logrando el séptimo lugar en Götebörg 1995 en 400 con vallas, resultados que fue mejorando, con el sexto escaño en Edmonton 2001 y cuarto en Paris 2003, pero en Osaka 2007 avanzó hasta las semifinales de 400 metros y no superó la primera ronda de los 200 metros.

El checo Ján Podebradsky, se presentó en Götebórg 1995, en la prueba de decathlon, ocupando el 15° puesto con 7961 puntos, luego para la cita de Atenas 1997, lo hizo en los 400 metros planos, con apenas 46.52 segundos en la ronda eliminatoria.

Pocos conocen de esta otra curiosidad, es referente al saltador de longitud estadounidense Larry Myricks, quien archiva dos preseas de bronce en esta especialidad, Roma 1987, antecedido por su paisano Carl Lewis y por el entonces soviético Robert Emmiyan y Tokio 1991, en aquella fabulosa final, donde él quedó eclipsado por el duelo entre sus compatriotas Mike Powell y Lewis, que devino récord mundial de Powell con 8.96 metros; pero resulta que en Helsinki 1983, Myricks debutó en citas mundiales como corredor de 200 metros, siendo apenas quinto en su heat eliminatorio con 21.74 segundos.

Algo parecido experimentó el dominiqués Jerome Romain, quien en la cita de Tokio 1991, se inscribió como corredor de 100 metros y saltador de triple, en ambas especialidades no fue más allá de la primera ronda, siendo 6° en el hectómetro (11.09 segundos) y 18° en salto triple (15.49 metros), pero su especialidad se fue consolidando, el salto triple, al ser 11° en Stuttgart 1993 con 16.98 metros; bronce en Götebört 1995 con 17.59; sexto en Atenas 1997 y séptimo en Sevilla 1999.

En el apartado de la impulsión de la bala y el lanzamiento del disco, hay varios atletas que han intentado el doble título, pero nadie ha logrado conquistarlo, siendo el estadounidense John Godina, el más aventajado y también es el que más lo ha intentado, con cuatro oportunidades; Götebörg 95, primero en bala y décimo en disco; Atenas 1997, primero y quinto; Sevilla 1999, séptimo y octavo en eliminatoria y en Edmonton 2001, primero y onceno.

Entre las féminas, lo mejor ha sido realizado por la búlgara Svetla Mitkova-Sinistras, quinta en disco y novena en la impulsión de la bala en la cita correspondiente a Roma 1987; antes en Helsinki 1983, la checa Zdenka Šilhavá había sido sexta y novena, respectivamente.

 

Share.

Comments are closed.

X