Ingebrigtsen, Barega y Muir atacaran sus récords en Karlsruhe

0

La pista cubierta al más alto nivel está a punto de despegar con el inicio el próximo viernes 28 en Karlsruhe (Alemania) del World Indoor Tour y hay hambre de récords mundiales en el atletismo, según se desprende de las declaraciones de algunas de sus principales figuras del mediofondo, el campeón olímpico de 10.000 metros Selemon Barega, el de 1.500m, Jakob Ingebrigtsen; o la subcampeona del kilómetro y medio, Laura Muir.

Hasta Lievin, al norte de Francia, viajará el próximo jueves 17 de febrero el noruego con su hermano Filip Ingebrigtsen, para buscar una carrera de 1.500 metros aún más rápida que la de hace un año, cuando batió el récord de Europa bajo techo de 3:31.80.

Fue la primera carrera de un año memorable para Jakob Ingebrigtsen, que a sus 21 años no se conforma con la quinta marca de la historia y cree que está en disposición de salvar las 76 centésimas que le separan del récord mundial que el etíope Samuel Tefera estableció en Birmingham en 2019 con 3:31.04. Los hermanos ya entrenan para ello en la altitud del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, donde también corre estos días Mohamed Katir.

En la carrera femenina, por cierto, también estará la etíope Gudaf Tsegay, que el año pasado situó el récord mundial en 3:53.09 en la misma pista, aunque no ha anunciado tan claramente sus intenciones.

Quien sí lo ha hecho es su compatriota Selemon Barega, el hombre de 22 años que desmontó a Cheptegei y Kiplimo en la vuelta final de los 10.000 metros de Tokio, y también viajará a Lievin en busca de la plusmarca universal del keniano Daniel Komen en 3.000 metros, que desde 1998 permanece en 7:24.90, y es ya casi una rareza en la época de las zapatillas de espumas reactivas y fibra de carbono.

Hace un año, también en la mágica pista francesa del mediofondo, su compatriota Getnet Wale (7:24.98) y el propio Barega (7:26.10) firmaron los mejores registros históricos tras Komen, dejando atrás a mitos como Gebrselassie, Kipchoge o Bekele cuando tocaron la pista bajo techo.

La escocesa Laura Muir atacará de frente el récord mundial de 1.000 metros en la misma pista que hace cinco años estableciera la plusmarca europea de la inusual distancia con 2:31.93. Es otro récord que ha resistido al cambio de siglo, ya que la mozambiqueña María Mutola, campeona olímpica de 800m en 2000, lo estableció un año antes en Estocolmo con 2:30.94, casi un segundo más rápido que la mejor marca de la británica.

Muir está entrenando ahora en el buen tiempo de Sudáfrica y recuerda que en la pista del Utilita Arena subió dos veces al podio en el Mundial de 2018 y es una especie de talismán para ella. «No será fácil de batir, se ha mantenido desde 1999, pero la pista es rápida y la afición en Birmingham es excelente, así que espero estar cerca», anuncia.

En Birmingham también estarán, por ejemplo, Grant Holloway en los 60 metros vallas, que el año pasado ya rompió el cronómetro en Madrid, o Armand Duplantis, que se ha operado de la vista y promete que intentará escalar hasta 6,19 metros en pértiga cada vez que tenga ocasión empezando en Karlsruhe.

Share.

Comments are closed.

X