¿Negligencia Médica En Muerte Del Marchista Olímpico Noé Hernández?

0

noehernandez-jpg_221648Sin querer acusar a nadie el ex marchista Bernardo Segura, amigo de competencia de Noé, dio a conocer su puesto de vista manifestando que «un descuido médico, pudo haber causado el fallecimiento de su ex coequipero Noé Hernández». Tras la muerte inesperadamente del atleta Medalla de Plata  en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Luego de estar presente en el homenaje que recibiera Hernández Valentín en el COM, Segura, quien compitiera junto a Noé en la prueba de 20 kilómetros de caminata en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, recalcó, «prácticamente de la cabeza ya estaba bien, no tenía secuelas neurológicas hablaba y coordinaba bien».

«Si bien, tras el incidente donde perdió uno de sus ojos, iba a hacer que no fuera a tener la misma calidad de vida que antes, estoy seguro que iba a estar bien y de pronto nos dan la mala noticia y lo que más coraje da, es que haya sido por una situación un poco rara».

Comentó, «es increíbles que si se sabía que tenía una trombosis no le dieron un anti coagulante para prevenir cualquier complicación, por lo que hago un llamado a las autoridades del Estado de México, para que se le haga justicia a Noé, quien fue una víctima más de la inseguridad del país».

Por otra parte, al definir la personalidad de quien fuera su compañero en los Juegos Olímpicos de Sídney, Segura recordó que «era una persona de un carácter fuerte, lo que le ayudó a no doblegarse a no sentirse menos que nadie, además de poseer una fortaleza mental digna de admirarse».

Asimismo, recordó que Hernández Valentín jamás se quejaba de la duración de los entrenamientos, «no importaba si era una sesión de cinco horas en la montaña, tras recorrer 40-45 kilómetros, jamás se quejó de que le doliera algo a pesar de que pudiera estar cansado».

Por otra parte, recordó «durante los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, en la prueba de 20 kilómetros, cuando llegamos los dos a la meta, lo abracé y le di un beso para después decirle que habíamos logrado una hazaña, que no se conseguía desde 1984.

Acotó que históricamente la caminata mexicana contó con parejas de marchistas de gran calidad, «como por ejemplo Daniel Bautista con Raúl González, Raúl González con Ernesto Canto, luego Canto con Carlos Mercenario y Mercenario con Joel Sánchez, luego Joel y yo y posteriormente llegó Daniel García y luego Noé Hernández y yo».

Finalmente, Segura indicó que hasta hace pocos años se tenía a tres o cuatro marchistas mexicanos ubicados entre los 10 mejores exponentes de esta disciplina a nivel mundial, «pero ahora sólo hay uno y se requiere que haya más gente ayudando a Eder Sánchez».

Share.

Comments are closed.

X