Saltador sueco Thobías Montler fue la sorpresa en 3era. fecha de la Liga de Diamante en Estocolmo

0

El sueco Thobias Montler fue la gran sorpresa de la reunión de Estocolmo, tercera parada de la Liga de Diamante, tras imponerse con una marca de 8.22 en la final de salto de longitud, al campeón olímpico, el estadounidense Jeff Henderson, al campeón mundial, el sudafricano Luvo Manyonga y, sobre todo, al cubano Juan Miguel Echevarría.

Todas las miradas del estadio olímpico de Estocolmo estaban puestas en el joven saltador caribeño, de tan sólo 20 años, que el pasado año deslumbró a todo el mundo en la capital sueca con un espectacular salto de 8.83 ventosos. De hecho, los organizadores en previsión de una nueva hazaña de Echevarría habían ampliado en un metro el foso de salto, para evitar los problemas que el cubano tuvo el pasado año cuando golpeó con sus pies el final del foso tras su impresionante salto.

Pero hoy no fue el día de cubano, tal y como se comprobó desde su primer intento, en el que Juan Miguel Echevarría se quedó en unos «discretos» 7.94 metros. Una marca decepcionante para un atleta, que el pasado mes de marzo saltó en La Habana nada más y nada menos que 8.92 metros, eso sí ayudado por un auténtico vendaval -+3.3 m/s-. Distancia que Juan Miguel Echevarría no pudo superar hasta su cuarto intento, cuando firmó un salto de 7.95, que apenas le servía para acercarse a las primeras posiciones.

Y es que si el antillano tuvo serios problemas para manejarse entre el viento y la lluvia intermitente que marcó la reunión, todo lo contrario le pasó al sueco Thobias Montler, que bajo estas adversas condiciones firmó el mejor concurso de su vida.

Montler, vigente subcampeón de Europa en pista cubierta, sorprendió a todos sus rivales con un espectacular salto de 8.22, su mejor marca personal, que resulto imbatible para el resto de participantes. Ni los intentos del sudafricano Luvo Manyonga, el vigente campeón mundial, que debió conformarse con la cuarta plaza con una marca de 8.07, ni los del campeón olímpico, el estadounidense Jeff Henderson, tercero con 8.09, sirvieron para desbancar a Montler de la primera plaza.

Triunfo que sólo parecía poder arrebatar al sueco el cubano Juan Miguel Echevarría, que pese a mejorar en su sexto y último salto no pudo superar al atleta sueca, tras firmar una marca de 8.12, eso sí, en un salto en el que el cubano no llegó ni tan siquiera a pisar la tabla.

Un detalle del enorme talento que atesora el saltador caribeño, el hombre que parece destinado a superar algún día el récord del mundo -8.95- del estadounidense Mike Powell vigente desde hace casi veintiocho años, aunque para ello Echevarría necesitará el sol y el calor que este jueves no tuvo en Estocolmo.

Share.

Comments are closed.

X